martes, 25 de noviembre de 2008

La Unió de Pagesos y el sindicalismo agrario catalán

La Unió de Pagesos (UP) es desde su creación el sindicato agrícola por excelencia de Cataluña.
Su fundación se remonta al 3 de noviembre de 1974 y fue fruto de una reunión en Pontons de payeses y técnicos agrícolas que coincidían en la lucha por demandar libertad y democracia.
El primer congreso de la UP se celebra en noviembre de 1976 en l'Espluga de Francolí, y en 1977 ya son capaces de reunir 18.000 tractores en pro de unos precios justos para el sector agrícola, con lo que la UP se convirtió en la referencia del sector en Cataluña.
Esta organización sindical tiene entre sus objetivos la defensa de los pequeños agricultores y de los trabajadores agrícolas sin tierra en propiedad --recuérdese que en Cataluña este concepto no se corresponde con el de jornalero, sino con diversas categorías de campesinos no propietarios: rabassaires, masovers, colons--. Estos agricultores tienen particularidades propias, pero la base común a estas figuras es que, viviendo en la propiedad, cultivan tierra de otro propietario.
Esta idea transversal del sindicalismo agrario que une a propietarios pequeños, pero propietarios al fin y al cabo, con otras realidades agrícolas es el sello de identidad de los principios de la Unió de Pagesos. Evidentemente, esta concepción progresista los enfrentó desde sus inicios de los grandes propietarios catalanes, es decir, los propietarios de masías, quienes fácilmente tenían (y tienen) propiedades de más de 300 Ha de tierras de labor y bosque, con varios masoveros trabajándolas. Los grandes propietarios se organizaban en el Institut Agrícola Català de Sant Isidre, que hoy en día se reclama asociación de empresarios agrícolas, y que funcionaba desde el siglo XIX con fuertes influencias conservadoras; esta institución es conocida popularmente por la edición del famoso Calendari del pagès, publicado anualmente desde 1856.
mmmmmm
La fuerza principal de la UP radica en los territorios de la Catalunya Nova, es decir, las zonas donde las propiedades son más pequeñas, como consecuencia del derecho de herencia y por las características del proceso de adquisición de las fincas de los antiguos señores feudales.
Los miembros de la UP de 1974 entrocaban con la tradición rabassaire: su medio de comunicación es la revista La Terra, con la misma cabecera que ostentaba la publicación de los años treinta de la Unió de Rabassaires. Pep Jai y Josep Pané habían sido miembros de esta última, así como del Bloc Obrer i Camperol (BOC) y del Partit Obrer d'Unificació Marxista (POUM) durante la República. Pero no hay que ver a la UP como una organización rural izquierdista, puesto que su intento de abarcar a casi todo el mundo rural la lleva a contar en sus filas desde sus inicios con gente vinculada a Unió Democrática, como por ejemplo Jacint Nubiola.

mmm
La lucha del sector rural desde la transición es la lucha de un sector en regresión. Actualmente el mundo rural no propietario casi ha desaparecido: el 9% de la población trabajadora catalana que se dedicaba a la agricultura en 1970 ha descendido hasta el punto de que en 2008 no llega a alcanzar el 3% . La Unió de Pagesos es hoy en día exclusivamente defensora del pequeño propietario, dada la casi absoluta desaparición del campesino sin propiedades.
A nivel estatal, su actividad se enmarca en la de la Coordinadora de Organizaciónes de Agricultores y Ganaderos (COAG). Para constatar la fuerza que tiene actualmente la UP, cabe destacar que en las elecciones a cámaras agrarias recoge más del 70% de los votos del sector.

Todos los carteles reproducidos corresponden al periodo 1976-1978.