miércoles, 1 de octubre de 2008

La llegada de Tarradellas, un President en el exilio 27/10/1977

Desde la muerte de Franco, la demanda más coreada en Cataluña y que contaba con un consenso más amplio era la recuperación del autogobierno y del Estatut: los partidos de la oposición, agrupados bajo la Assamblea de Catalunya, el Consell de Forces Polítiques de Catalunya o cualquier otro organismo unitario, siempre tenían como primer punto la recuperación del estatut y de la Generalitat.
El gobierno Suárez, tras el referéndum de la reforma política de diciembre de 1976, planteó desde un principio algún tipo de autonomía.
mmmmmmmmmm
Mientras tanto, Tarradellas era el 125º presidente de la Generalitat, un cargo en ese momento más simbólico que real, ya que se encontraba en el exilio y tenía pocos apoyos explícitos en las nuevas fuerzas políticas que se movían en ese momento en Cataluña. La razón puede estudiarse en el libro de su rival político en 1977, Josep Benet, El president Tarradellas en els seus textos (1954-1988), obra que hace públicas las críticas de Tarradellas desde su exilio en Sain-Martin-le Beau a las iniciativas y los partidos catalanistas y a sus dirigentes.
La llegada de Tarradellas como presidente de la Generalitat provisional ocurrió como fruto de los acuerdos a los que llegaron él mismo y el gobierno de Madrid dejando de lado a las organizaciones políticas catalanas. Pujol, por ejemplo, más tarde le considera (en sus memorias) el causante del "café para todos" en el asunto de los estatutos; Benet le dedicó tantas puyas que incluso se vio obligado a publicar un libro (Escrits en defensa pròpia) en el que justificaba sus opiniones, ya que los tarradellistas no se las perdonaban.
La figura de Tarradellas polariza en estos momentos a los políticos e historiadores catalanes. Algunos le critican su exceso de personalismo y su precipitación, que devaluó la consecución del autogobiernom ientras que otros ensalzan su capacidad de negociación con Adolfo Suárez, que abrió el camino de lo que acabaría siendo la actual España de las autonomías.

En todo caso, tras el reconocimiento de la Generalitat por parte del gobierno central, la llegada de Tarradellas se convirtió en una fiesta en Barcelona y constituyó uno de los grandes momentos de la transición en Cataluña, tal como puede observarse a partir del cartel del F.C.Barcelona. El 27 de octubre de 1977, Tarradellas llegó del exilio y salió al balcón de la Generalitat para pronunciar la famosa frase "Ciutadans de Catalunya: ja sóc aquí!"

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Osti quina gràcia. Aquest senyor té una taca com el Gorbatxov!

Marco dijo...

Muchissimas gracias por la informacion me a servido mucho para un trabajo de sociales! :D y me gustaria preguntarte una cosa, yo tengo un Blog pero la plantilla k tengo nos, que como mal i muy junta, podrias decirme que plantilla has usado?? sque tengo como margenes i el de la izquierda no lo puedo quitar podrias decirme como lo has echo? muchissimas gracias! :)